2 de enero de 2010

Palabras sin sentido
permanecen en el aire
me empujan,
me elevan,
me llevan tan lejos
que no sabes,
ni sé,
donde ire a parar.

No hay comentarios: