21 de agosto de 2009

Camino por tu lengua-espada,
el beso de su filo
rompe mi desnuda piel
con lacerante y doloroso placer,
bailo en tu destello hasta perder el control,
lánguida en tí desfallezco,
recibo de tus ojos el elixir
para caminar de nuevo.

No hay comentarios: